Claves para optimizar tu armario

No sé si te has detenido a pensar que un acto que hacemos cada día es abrir el armario y elegir la ropa que nos vamos a poner. Visualiza ese momento, ¿qué sientes? ¿Tienes una visión relajada? o por el contrario, ¿tu estado de ánimo se estresa? Si es algo que te causa estrés te aconsejo que me dejes ayudarte en el proceso. Te voy a dar unos tips para que puedas aprende a optimizar tu armario.

Sé que puede ser duro, pesado y muy estresante, pero eso es importante que tu armario te trasmita paz y tranquilidad, y que al abrirlo lo tengas todo a la vista y sea fácil elegir tu ropa del día.

Qué debes hacer para optimizar tu armario

Lo primero que quiero que tengas en cuenta a la hora de optimizar tu armario es que tienes más de un 60% de tu ropa que no te pones y eso es mucho dinero gastado y muerto de risa en tu armario. No dejes que siga pasando año tras año acumulando ropa y accesorios que no usas ocupando espacio en tu armario, ponte las pilas y ordénalo.

Cuando abres tu armario y sabes que todo lo que tienes lo usas te genera paz. ¿te imaginas tu armario ordenado y con ropa que te gusta y te pones? Pues a por ello, ponte manos a la obra y consigue optimizar tu armario siguiendo los consejos que voy a darte.   

#1 Vacía todo.

Lo ideal es vaciar tooodo el armario encima de la cama y valorar prenda por prenda. Hazte con unas cajas o algunas bolsas y aparta las prendas en montones separándolas de este modo:

  • Prendas que tienen algún roto, descosido o les falta un botón.
  • Prendas que se quedan en tu armario
  • Prendas para donar.
  • Prendas para tirar.
  • Prendas con peso emocional.
  • Prendas que no son de tu talla.

Cuando finalices con la selección, te quedarás solo con las prendas que utilizas y habrás conseguido optimizar tu armario con:

  • Prendas que están en perfecto estado.
  • Que son de tu talla.
  • Que son de tus colores y combinan entre sí
  • Que son de tu estilo.
  • Que las has elegido según tu estilo y silueta.
  • Prendas que te hacen sentir bien

En el caso de que te des cuenta de que tenías más ropa que no usabas que la que sí, es momento de hacer una lista de compras y apartar tiempo para adquirir nuevas prendas para que puedas optimizar tu armario.

#2 Selecciona atuendos que vayan con tu estilo de vida

Tu armario tiene que tener las prendas adecuadas a tu estilo de vida. Si eres una persona que trabaja en una oficina cinco días a la semana, el porcentaje de prendas para trabajar tendrá que ser mayor que el de hacer deporte, si haces deporte dos veces por semana. Si no es así, entonces es hora de pensar en invertir un poco de dinero en compras.

#3 Crea un sistema

Una manera de organizar tu ropa es creando armarios cápsulas según tus necesidades. Es decir, separa por secciones la ropa que usarías para ir a la oficina, una sección para salir de día, otra para salidas nocturnas, otra para estar en casa…, todas las que hagan falta para que el momento de elegir tu ropa sea más fácil y puedas optimizar tu armario.

Lo que tiene que haber en tu armario

Optimizar tu armario tiene que ver contigo y solo contigo, por eso es importante conocerte bien, saber cuál es tu estilo según tu personalidad, conocer cuál es tu silueta para saber qué prendas son las que potencian tu imagen, saber cuáles son los colores que armonizan con tu piel. En tu armario no pueden faltar:

  • Prendas básicas.
  • Prendas de tendencia.
  • Prendas atemporales.
  • Prendas intemporales.

No existen las prendas imprescindibles, porque cada persona tiene su vida y sus necesidades. Tu armario es personal, adaptado a ti y tus necesidades.

Además de las prendas de ropa, no puedes olvidarte de los complementos y accesorios, la elección de ellos dependerá muchísimo de tu estilo. No es lo mismo una persona con un estilo muy clásico que una persona con un estilo muy creativo. Todo tiene que ser adaptado a ti. Por eso es muy importante que conozcas cuál es tu estilo o estilos y crear tu armario a medida.

Otra cosa que debes tener en cuenta para optimizar tu armario es la organización. Es importante que tenga un orden estético y visual donde al abrirlo te transmita paz y además sea fácil elegir tu ropa porque todo está a la vista.

Utilizar cajas bonitas, perchas iguales y ordenar las prendas por colores son tips que te doy para empezar, aunque al final quien decide como optimizar tu armario eres tú.

Espero que estos consejos te sirvan para que el momento de elegir tu ropa no sea motivo de estrés ni preocupación.

Deja un comentario